Lamparas de Lectura

Martes, 16 Septiembre   

En esta época de luz del día limitada es esencial tener una buena lámpara de lectura ajustable—así como buena luz ambiental para ver los detalles y evitar forzar la vista.

La eficiencia energética de la mayoría de las lámparas que ya tenemos en la casa se puede mejorar cambiando las bombillas incandescentes normales por unas compactas fluorescentes (CFL) con calificación Energy Star, que consumen dos terceras partes menos electricidad y pueden durar hasta 10.000 horas. Pero si va a invertir en una lámpara nueva, piense en un modelo diseñado para incorporar CFL o la tecnología emergente de diodos emisores de luz (LED).

Actualmente el ahorro de energía con LED y CFL es más o menos igual, dice Scott Sawicki de Nichia, el fabricante de bombillas LED, pero “la vida útil del LED es cuatro veces más larga que la de un CFL. En condiciones ideales, un LED dura hasta 50.000 horas” afirma.